Castores

De WikiPowell, la enciclopedia Scout
Saltar a: navegación, buscar
Icono de copyedit

Este artículo necesita una revisión de gramática, ortografía y estilo.
Cuando el artículo esté corregido, borra esta plantilla, por favor.


Un castor es un niño o niña de entre cuatro y siete años de edad que decide compartir su trabajo con la colonia de castores.

Contenido

[editar] Promesa del Castor

Conforme el pequeño castorcillo se integra en la colonia, adquiere experiencia y gusto por el trabajo colectivo que desarrollamos. También adquiere conocimiento de nuestras tradiciones y símbolos. Luego de este periodo de integración, el castorcillo reconoce el valor del trabajo colectivo y está listo para refrendar ese compromiso que día a día tiene con la colonia. Éste es el momento de que formule su promesa. Ésta es la primer ceremonia en la que participa el castorcillo, la cual se simboliza con el crecimiento de su pelaje. La promesa del castor es simple y también se aplica a diversos ámbitos de su vida: Yo, [nombre del castor], prometo compartir mi trabajo como castor y participar con alegría en la colonia.

[editar] ORACIÓN DEL CASTOR

La formación espiritual del castor es parte fundamental de su desarrollo. En la Colonia se respetan todas las creencias y se fomenta su conocimiento como base para el respeto de la diversidad. Por ello, nuestra oración rescata los valores comunes a todas las religiones, y los presenta de una forma accesible a los castores. Señor, enséñame a ser un buen castor, siempre obediente y trabajador, cuida de mis seres queridos y ayúdame a hacer las cosas bien.


[editar] LOS CONSEJOS DE MALAK

El bosque que rodea nuestro estanque está lleno de animales de los que el castor aprende cosas útiles para su vida, para sus "paseos" por el bosque. Malak es el sabio y viejo buho. Él enseña a la colonia varios consejos: 1. Cada cosa tiene su lugar. 2. Limpio y sano debes crecer. 3. Escuchando se aprende. 4. Vivimos en el bosque, cuídalo. 5. Todos necesitamos tu ayuda.

[editar] LA BUENA ACCIÓN

Es una de las características de todos los scouts, y significa que cada día los castores buscamos la oportunidad de ayudar a alguien en aquello que necesite. La buena acción se realiza sin presumir de ella y se lleva a cabo por lo menos una vez al día. La buena acción promueve en los castores el sentido de utilidad y refuerza su compromiso de servir a otros.

[editar] FINES DE LA COLONIA

  • Formar una persona solidaria.
  • Educar el desarrollo físico y dinámico.
  • Promover la relación con la naturaleza y las cosas de la realidad que se viven.
  • Vivir el propio ambiente y la necesidad de ayudar a los demás.

[editar] OBJETIVOS GENERALES

Como resultado de los aprendizajes experimentados, al finalizar sus vivencias en la colonia, los castores serán capaces de: 1. Desarrollar la vida en comunidad en la colonia de forma que, en la manada, manifiesten progresivamente los propios intereses, expresen sus ideas y sentimientos y acepten las normas de convivencia. 2. Adquirir, conforme a las posibilidades personales, un nivel de autoestima y seguridad suficiente para valerse en el desarrollo de la vida cotidiana y de la colonia, empleando las propias aptitudes, agotando limitaciones, y apoyándose en los viejos castores (los dirigentes) para resolver las necesidades más inmediatas. 3. Mostrar una actitud positiva de cuidado e higiene hacía el propio cuerpo, desarrollando un conocimiento, coordinación y expresión del mismo en función de sus posibilidades. 4. Observar con curiosidad el entorno físico y natural más próximo, captando las características y propiedades más importantes de sus elementos. 5. Relacionarse en forma constructiva con los demás, respondiendo con actitudes positivas de cooperación y aceptando la orientación de los viejos castores.

[editar] ESTRUCTURA ORGANIZATIVA

La colonia es una sección que, con base en los ideales del escultismo y el juego, tiene como meta mostrar y hacer más fácil al niño el paso de un mundo seguro como su casa, a un mundo nuevo e "inseguro", como los amigos, la sociedad, la naturaleza, etc., pero que atrae y excita la curiosidad.

La etapa está diseñada para llenar las necesidades concretas de infantes cuyas edades estén comprendidas entre los cuatro y los siete años de edad. La formación de los castores es peculiar y sirve de plataforma para el ingreso a la manada (hacia los siete años de edad).

La colonia tiene una estructura de gran grupo, que induce mediante el juego las actitudes de amistad y participación. Dentro de ésta se crearán pequeños grupos, las madrigueras, para desarrollar algunas actividades.

PROGRAMA FORMATIVO El programa de la colonia se basa en actividades sencillas y concretas como son las narraciones, las manualidades, la expresión corporal y musical, entre muchas otras. Todas las actividades buscan favorecer el desarrollo de las habilidades físicas e intelectuales de los castores, y refuerzan el sentido de solidaridad y trabajo en equipo.

AMBIENTACIÓN El ambiente de fantasía tiene como instrumento básico el libro La vida en el estanque. Este sencillo cuento contiene los elementos necesarios para crear el ambiente fantástico que necesita la colonia. Abarca desde los primeros pasos de Keeo, un castorcillo que aprende poco a poco a compartir y comprometerse con el trabajo en común. Conforme crece, aparece su pelaje marrón característico y desarrolla diversas habilidades.

La identificación con Keeo permite que los castorcillos "crezcan" en la colonia para: 1. Obtener su pelaje (nuestro chaleco marrón y el gorro con cola de castor) y convertirse en verdaderos castores. 2. Se comprometan con la colonia (hagan su promesa y reciban el escudo de sector, los números del grupo, el escudo y la pañoleta del Grupo 79). 3. Superen diversos retos relacionados con su cuidado personal, el cuidado del entorno, la conivencia social (se les entregan diversas insignias que representan la superación de esos retos). 4. Logren un desarrollo integral que se concreta en su pase a la manada de lobatos, en una ceremonia formal (el nado hacia arriba, hacia donde "vive" la manada de lobatos).

La colonia no es muy numerosa para facilitar una educación lo más individualizada posible y un seguimiento adecuado del desarrollo de cada castor. Un aspecto de primera importancia es su seguridad en todas las actividades que desarrolla la colonia.

La colaboración entre los viejos castores y los padres de familia es impresindible para atender las necesidades concretas de cada castor. Además, el ambiente de la colonia fomenta un acercamiento entre padres e hijos, el cual es difícil lograr en otros escenarios.Necesitamos de su participación activa.

[editar] Artículos relacionados