Nuestra Señora de los Scouts

De WikiPowell, la enciclopedia Scout
Saltar a: navegación, buscar
Icono de copyedit

Este artículo necesita una revisión de gramática, ortografía y estilo.
Cuando el artículo esté corregido, borra esta plantilla, por favor.

Nuestra Señora de los Scouts

5 de septiembre Fecha de celebración de la advocación de Nuestra Señora de los Scouts

Resolución de la 5ta Conferencia Nacional de Pastoral Scout Católica, 13 de agosto de 2000

Contenido

[editar] Consagración a Nuestra Señora de los Scouts

En 1980, en el Año Mariano Nacional, los Scouts católicos en Argentina nos consagramos a Nuestra Señora de los Scouts.

En aquel año, se difundió en la vieja Revista Siempre Listo la imagen de Nuestra Señora de los Scouts. Del ícono sólo se tomó su parte central donde está el Scout apoyado en el árbol mirando la imagen de María y el Niño rodeada de Scouts (imagen ya conocida por muchos, atento a que los Grupos que existen desde esa época la deben de tener en sus sedes).

En todos los Grupos Scouts se hizo una ceremonia donde -cada uno y el grupo en pleno- nos consagramos a Nuestra Señora de los Scouts.

Así también ante el cuadro original y en la Asamblea Nacional de la ex USCA de 1980, se consagró la organización pastoral de los Scouts católicos en Argentina a Nuestra Señora de los Scouts.

Es decir que desde hace exactamente 22 años todos los católicos en Scouts de Argentina estamos consagrados a la Virgen en su advocación de Nuestra Señora de los Scouts (no olvidemos que para la Iglesia -en el orden pastoral- los scouts católicos en Scouts de Argentina, organizados en la asociación privada de fieles denominada COPASCA, nace en 1937 y esta reconocida como Movimiento Nacional de la Iglesia Católica desde 1959).

Por ello, la 5ta Conferencia Nacional de Pastoral Scout Católica celebrada el 13 de agosto de 2000, en honor a María y recordando la consagración de todos los scouts católicos en Argentina, definió como fecha de celebración de la advocación de Nuestra Señora de los Scouts el día 5 de septiembre.

[editar] Significado de la representación

El cuadro se divide en dos espacios. En la mitad superior se representa el mundo sobrenatural. Allí se destaca Nuestra Señora de los Scouts rodeada de jóvenes y debajo de ella un lago en calma y la barca que simboliza a la Iglesia.

En la mitad inferior: la Naturaleza como obra de Dios confiada a los hombres y el campamento.

Se destaca que, aunque el cuadro está ambientado en una noche de campamento, la luz de la Luna llena ilumina la escena. La noche tiene dos significados, por un lado la paz y tranquilidad luego de una jornada campamentil agitada, pero por otro lado, las sombras y los miedos de la oscuridad en un lugar desconocido.

Sin embargo, estos aspectos sombríos son combatidos por tres elementos:

El Fuego: que representa al Espíritu Santo. La lucha contra el dragón: esta lucha contra el mal, que evoca la leyenda de San Jorge, patrono mundial de los Scouts, se libra sobre el campamento, simbolizando que la lucha frente a las tentaciones. El Guía de Patrulla: que vela como un "buen pastor" por las ovejas de su Patrulla que le han encomendado. Por último, los árboles del cuadro representan diferentes regiones geográficas, desde la selva (a la izquierda) hasta la cordillera. Este signo destaca la presencia de los scouts en todos los puntos cardinales del globo.

[editar] ¿Por qué el 5 de septiembre?

Porque en ese día en Argentina se celebra el día del Scout y de la Buena Acción desde hace décadas, pero después de una profunda investigación no se sabe por qué causa los medios de comunicación y la asociación recuerdan esa fecha. No existen antecedentes históricos que fundamenten la misma y tampoco es celebrada en ningún otro país del mundo.

Atento a que la celebración de esa fecha se ha transformado en costumbre en muchos de los Grupos, Distritos y/o Zonas del país (inclusive con reuniones y celebraciones Eucarísticas), la 5ta Conferencia Nacional de Pastoral Scout Católica decidió que era significativo que para celebrar a María como Madre de los Scouts, se tomara esta fecha ya tradicional de festejar el Día del Scout y de la Buena Acción y se la ensalzara dándole también un re-significado.

[editar] ¿Cómo formamos catequísticamente?

Es importante tener en claro que la imagen tradicional de Nuestra Señora de los Scouts es su representación en el icono del cuadro pintado al óleo en agosto de 1943, por la Rev. Madre Margarita Toro Aguirre, maestra mendocina de arte clásico, por ello catequísticamente, se ha definido no tener una imagen oficial nacional en estatuilla.

¿Por que?, por una razón de nuestra Fe... María es María... no son sus imágenes... (eso sería idolatría) y como católicos la veneramos como Madre de Dios e intercesora ante su Hijo Jesús.

El Pueblo de Dios, desde los tiempos más antiguos ha manifestado su amor a María representándola con distintas imágenes: Ntra. Sra. de Itatí, de Fátima, de Luján, de Guadalupe, etc. Por ello, los Scouts reconocemos y veneramos a Nuestra Señora de los Scouts, en todas y cada una de las imágenes y estatuillas en que la Humanidad la ha representado.

Igualmente, esto no impide que en cada Diócesis se tenga un modelo de estatuilla común -que definirán si la necesitan o no en su propia Conferencia Diocesana de Pastoral Scout Católica- como ya la tienen en San Rafael, San Juan, Rafaela. Como así también, en otras diócesis del país utilizan para la catequesis Mariana las imágenes que son tradicionalmente de devoción popular en las mismas: Ntra. Señora del Milagro, Ntra. Sra. de Lujan, Ntra. Sra.de Itatí, del Rosario de San Nicolás... ¡¡¡hay más de 20 devociones populares tradicionales a María propias de las regiones de nuestro País, utilicémoslas para formar catequísticamente a nuestros beneficiarios!!!

[editar] ¡No dudemos, la Virgen nos protege y acompaña!

NuestraSenoraDeLosScouts.jpg

Los Scouts católicos estamos bajo el manto de la Virgen María en su advocación de Nuestra Señora de los Scouts desde hace 22 años y no sólo nos ha cobijado bajo su manto sino que nos a acompañado intercediendo por nosotros en todo el proceso que hemos vivido.

Desde nuestra consagración, se han producido hechos tan significativos que nos permiten afirmar que Ella ha intercedido tanto por nosotros que la animación de Dios-Espíritu Santo ha conseguido que desde hace años los Scouts católicos (sea cual sea la asociación civil de donde provengan) estemos unidos en el trabajo de animación de nuestra Fe Católica y en diálogo fecundo a nivel religioso con los Hermanos Scouts que profesan otros Credos.

Estamos convencidos que los Scouts tenemos una misión asignada en el Plan Divino... y que María sigue y seguirá intercediendo por nosotros para que, siendo testigos de Jesucristo en el Movimiento Scout y actuando como Scouts en la Iglesia, dejemos "el mundo en mejores condiciones de como lo encontramos".

[editar] Imagen tradicional de Nuestra Señora de los Scouts

Su representación es un ícono del cuadro pintado al óleo en 1937, vista por el Rvdo. Padre Reginaldo Farías, O.P. Rey del Bosque, Capellán Scout del Grupo Scout Nro. 33 y plasmada por Sor Margarita Toro Aguirre, maestra mendocina de arte clásico perteneciente a la congregación "Compañía de María".

Esa imagen (el icono del cuadro) era tradicional entre los Scouts católicos de la década de 1940-50 entregársela a los que formulaban su promesa y fue editada desde los inicios de la organización de animación católica en el Movimiento Scout en Argentina.

[editar] Oración a Nuestra Señora de los Scouts

A ti venimos esta noche, junto al Fuego de la Ley, para confiar en tus manos nuestras armas espirituales, nuestra mística y nuestros símbolos.

Queremos que estén primero en tus manos antes de llevarlas nosotros como prueba de nuestra Promesa. Oh Virgen madre y esposa, toda armonía con la Ley Divina.

Oh Madre del amor hermoso, de la Sabiduría, de la Vida y de la Santa Esperanza.

Abre nuestro corazón al don de la promesa. Graba en nuestro corazón la Ley noble de los Scouts, como tu grabaste toda palabra meditándola en tu corazón, y te dejaste llevar por el Espíritu Santo a obedecer al Misterio y encarnarlo en tu seno.

Concédenos hoy, intercediendo por nosotros, imitar tu confianza y tu lealtad a la promesa de Dios. Esa Promesa hecha por Dios a nuestros padres, esa Promesa a la que Dios mismo es leal, y que se llama Jesús, tu hijo y hermano nuestro, que vive y reina por los siglos de los siglos.

Así sea.

[editar] Artículos relacionados