Oración del Rover

De WikiPowell, la enciclopedia Scout
Saltar a: navegación, buscar

Dame Señor,

un corazón vigilante,
que ningún pensamiento vano me aleje de Ti;


un corazón noble,
que ningún afecto indigno rebaje;

un corazón recto,
que ninguna maldad desvie;

un corazón fuerte,
que ninguna pasión esclavice;

un corazón generoso,
para servir

Amen (Así Sea).

Nuestra Señora de los Scouts,
Ruega por nosotros

San Pablo,
Ruega por nosotros

[editar] Origen

La oración de los rovers, la oración del clan, tiene su origen en una oración de Santo Tomás de Aquino al Santísimo Sacramento, la cual fue escrita en Italia o Reino de Nápoles hace más de 750 años. Dadme, ¡oh Señor Dios mío¡, un corazón vigilante que por ningún pensamiento curioso se aparte de Vos; dadme un corazón noble que por ninguna intención siniestra se desvíe; dadme un corazón firme que por ninguna tribulación se quebrante; dadme un corazón libre que ninguna pasión violenta le domine.

Como puedes observar de este texto deriva la oración rover que es pronunciada por los rover scouts de México y de América Latina:

Dame Señor un corazón vigilante que ningún pensamiento vano me aleje de ti; un corazón noble que ningún afecto indigno rebaje; un corazón recto que ninguna maldad desvíe; un corazón fuerte que ninguna pasión esclavice y un corazón generoso para servir.

[editar] Artículos relacionados